Acerca del Blog

«Introibo ad altare Dei», cuyo significado “Entraré al altar de Dios”, es una frase que pertenece al primer párrafo que da inicio a aquella novela insondable llamada Ulises (James Joyce, 1922). Pero esta suerte de bitácora de vida; de relato expresivo de una fantasmagórica —y a la vez fidedigna— interpretación sombría de un retrato personal que trata de transfigurarse en una simbolización más o menos obscura del significante de una persona no es, ni mucho menos, una especie de biografía. Es a través del desempeño artístico (escritura, crítica, reflexión) en el que se busca plasmar la interpretación ideal de lo que resulta más íntimo, más personal en un ser humano; incluso a un nivel mayor que la misma desnudez: la translucidación del pensamiento.