Hablando de libros II

por patrickjmacosta

Enlace: http://www.forosperu.net/showthread.php?t=367099

Hablando de libros II

1. Uno que leyó de una sentada

Varios, curiosamente la mayoría cuando era un niño (supongo que tenía más tiempo libre). Ejemplo, los tres primeros libros de la saga de Rowling (acerca de un mago flaquito de lentes), alguno de Curtis (El destripador viajó al oeste) y seguramente muchos otros que ya no puedo recordar. En la mayoría de los casos, las veces en que leía libros «de una sentada» era cuando me los prestaban o los encontraba por casualidad hurgando por alguna biblioteca (ya sea de un familiar, propia o no).

2. Uno que se haya demorado mucho en leer

Principalmente libros clásicos como El Quijote, La Divina Comedia o Fausto de Goethe. Incluso he postergado la finalización de la lectura (las últimas 40 páginas) de Drácula por el simple hecho de tener el pensamiento de que son obras que siempre estarán ahí terminándolas mucho después. Lo mismo me pasó con Borges. Por otro lado, se podría decir que me he leído del tirón a otros ‘universales’ como Homero o Shakespeare.

3. Uno que sea un placer culposo

No sé si será un placer culposo, pero disfruto leer libros sagrados como el Bhagavad Gita, el Dhammapada, el Tao Te King o El Popol Vuh.

4. Uno que le gusta a todos menos a usted

Muchos de los libros considerados como “patrimonio de la humanidad” por Vargas Llosa en el programa Mi novela favorita (por ejemplo: María, Cumbres borrascosas, Madame Bobary, Orgullo y prejuicio, Jane Eyre, etc. [Y ojo que con esto no estoy diciendo que no aprecio su valor literario ni la importancia que tienen o tuvieron en su momento, sino que no me gustan]. Aunque, obviamente, algunos de su selección me parecen geniales. También podría ser El amor en los tiempos del cólera, me pareció un ‘poquito‚ insufrible hahaha. De hecho también demoré en terminarla.

5. Uno de viajes

Flash ou le Grand Voyage, de Charles Duchaussois. Y la Odisea jajaja.

6. Uno de un Nobel

Cien años de soledad, estupendo libro. Y quizás por ahí La guerra del fin del mundo o Conversación en la catedral para mencionar al nobel peruano (aunque mucho más sencilla, también me gustó la Ciudad y los perros).

7. Uno muy divertido

El Decamerón, claro está.

8. Uno para leer por fragmentos

El Kybalión es excelente para eso. Sin embargo, recomiendo leerlo de una sola vez.

9. Uno con una excelente versión cinematográfica

Fight Club, de Chuck Palahniuk. Para mí, Fincher logró una adaptación fílmica excelente.

10. Uno con una pésima versión cinematográfica

Dorian Gray del 2009. Ok, ok, quizás no fue taaaan pésima, pero pudo haber sido mucho mejor (y sí, ya sé que siempre lo puede ser).

11. Uno que haya odiado hace años y hoy admira
Les Demeures Philosophales, de Fulcanelli. En parte porque la primera vez que lo leí (a los 14 o 15 años) no pude comprenderlo del todo.

12. Uno que haya amado hace años y del que hoy reniega
Rich Dad, Poor Dad. De Robert Kiyosaki y Sharon Lechter. Me lo recomendó una amiga hace muchos años, cuando estaba en el colegio. Y tal vez fue por eso que me pareció genial; pero desde —o antes— el primer ciclo de la universidad (incluso con un simple curso introductorio basta para darse cuenta) ahora lo considero una enseñanza de lo más básica de las finanzas, y también es deleznable debido a la naturaleza de los autores, similar a la de otros bestsellers como El Secreto. Ja!

13. El que más veces ha leído
Me parece que Las mil y una noches. Lo he leído demasiadas veces.

14. Uno que lo haya sorprendido por bueno
Libri di Luca. Del autor danés Mikkel Birkegaard. Lo compré sin conocer nada del mismo, y no es que precisamente esté relacionado con la literatura nórdica (ni siquiera con la saga de Larsson). Así que, posterior a la compra, me puse a ello: Las críticas apuntaban a que, si bien es cierto cualquier bibliófilo se enamoraría del planteamiento inicial de la novela, a medida en que ibas avanzando en la historia la decepción que ibas a sentir en el mismo momento en que el autor deje de lado las temáticas más interesantes para centrarse en un giro poco atrayente, sería devastadora. Sin embargo, y contrario a muchos, a mí me gustó.

15. Uno que lo haya sorprendido por malo
Tenía muchas expectativas por leer a Conan Doyle, ya que me lo habían recomendado bastante y yo mismo imaginaba que la calidad de sus obras (en lo que se refiere a Sherlock Holmes) iba a ser de lo mejor. Y que si bien sus novelas y relatos no son exactamente「malos」y sí entretenidos, no era lo que yo… Esperaba. Seguramente muchos entenderán a lo que me refiero.

16. Uno de cuentos (no valen antologías)
Uno de mis libros favoritos de cuentos es „101 cuentos clásicos de la India”. Recopilación de Ramiro Calle. Aunque supongo que podría ser considerado como una antología. Entonces podría ser Cuentos de amor de locura y de muerte. Horacio Quiroga.

17. Uno de poemas (no valen antologías)
No he leído muchos , aunque me encanta la poesía de Eminescu, pero creo que no escribió ningún libro de poemas. Pero podría ser Four Quartets de T. S. Eliot. Por cierto, alguien me recomienda alguno?

18. Uno que le gustaría leer en su vejez
La epopeya de Gilgamesh.

19. Uno que no le prestaría a nadie
Creo que cualquiera ha tenido la experiencia de que nunca le han devuelto un libro prestado, o uno mismo no lo ha hecho. Es una extraña costumbre que parece no poder desligarse del hábito de un lector, como si sería innata haha. Siendo así, por el temor a que no me lo devuelvan (y eso que soy de los apoyan las iniciativas de liberar libros, como lee libros libres) por lo bueno y/o la edición, creo que sería El Silmarillion. O también una edición de los años 60 de tradiciones peruanas, editada con sus fuentes originales por Alberto Tauro, que me regaló mi abuelo. A menos de que sea a alguien de mucha confianza. Y por malo, pues no sé… Ah, sí! El amor en los tiempos del cólera

20. Uno para aprender a perder
El haiku de las palabras perdidas. Andrés Pascual.

21. Uno que asocie con la música que le gusta
La divina comedia, El Conde de Montecristo, El cantar de los Nibelungos, Flash, El Silmarillion, Drácula… En fin, depende del género (mis preferencias musicales van desde la clásica, instrumental con arreglos de distintos géneros, pasando por el metal gótico y sinfónico, el bossanova, el jazz, el blues, el rock, hasta la electrónica y sus distintas variantes [y un largo etc.]) en cuestión.

22. Un libro que le regalaron y no le gustó
El Libro de Mormón.

23. Uno que lo haya asustado
Ninguno, no tengo miedo.

24. Uno que se haya robado
Hasta ahora no he tenido la oportunidad :/ es broma haha, nunca robaría un libro. En realidad nada.

25. Uno que haya intercambiado
Cuando era casi un púber, mucho antes de saber acerca de la autoayuda como un ‘género’, recuerdo que me llamó la atención un libro de Robert Fisher, llamado “The Knight in Rusty Armor”. Como sea, por aquel entonces me sucedió algo que consideraba inexplicable, y que ya me había pasado con obras de similar tinte como esas bazofias de Chocolate caliente para el alma de los adolescentes, Juventud en éxtasis, Once minutos, El Alquimista, A orillas del río Piedra me senté y lloré, Pastillas / Reflexiones / Sabiduría para el alma (el tipo de libros que tergiversan historias de filosofía oriental convirtiéndolas en cuentitos ridículos que tiempo después detestaría tanto) ¿Quién se ha llevado mi queso? Y demás títulos que me habían recomendado, encantados, algunos de mis amigos. Y fue que: No pude terminarlo. Por alguna extraña razón, que en ese momento no comprendía, ese tipo de ‘literatura’ se me hacía tan tediosa y aburrida, carente de sentido, absurda, elemental, frustrante, estúpida, y otros adjetivos, que se me hacía raro el no poder hallar el gusto y la fascinación que otros tenían leyéndolos, con gran facilidad. El punto es, que una amiga que me había visto leyéndolo, me pidió que se lo prestará, pero como quería deshacerme de el, le sugerí que hagamos un intercambio. Así que ella me dio una de las obras que le había regalado su madre, diciéndome que era muy interesante (aunque creo que en verdad no la había leído, sino revisado) El hombre mediocre, de José Ingenieros. Acepté, e hicimos el intercambio, por lo que ambos quedamos satisfechos. Aunque supongo que yo más y, pensándolo bien, fue casi casi un robo de mi parte hahaha.

Saludos!

Anuncios